10 Medidas básicas para prevenir un ataque de Virus Informático

Los virus informáticos son una amenaza real para los datos de nuestras empresas. Internet, y su uso masivo, permite que la difusión de virus sea cada vez más amplia y veloz. Si nuestra “puerta” de internet está abierta y, por tanto, nuestras redes corporativas también lo están, debemos vigilar la seguridad informática de nuestra empresa.

Algunos virus están programados de tal forma, que son capaces de borrar información personal como videos, fotografías, contactos, documentos, etc. En estos casos puede ser difícil o imposible recuperar dicha información a menos que dispongamos de una copia de seguridad.

Hoy en día, uno de los principales objetivos del malware es el robo de información, principalmente bancaria, para obtener un beneficio económico, pero también de cualquier otro tipo.

En el caso de producirse un robo de información, las implicaciones pueden derivar en pérdida de privacidad, suplantación de identidad, comisión de delitos en nuestro nombre o pérdidas económicas.

Si hemos sido víctimas de un robo de información, podemos sufrir una suplantación de identidad tanto en la vida digital como en el mundo físico. La sospecha fundada de que se es víctima de una suplantación de identidad debe ponerse en conocimiento de los expertos en seguridad.

En ocasiones un virus es capaz de acceder a nuestros datos bancarios, información que permite a los ciberdelincuentes comprar productos por Internet, realizar transferencias o incluso duplicar la tarjeta para ser utilizada en tiendas físicas.

Aunque no olvidemos que también son capaces de realizar acciones dañinas como bloquear el ordenador o cifrar los documentos almacenados hasta que abonemos una determinada cantidad de dinero.

Desde Consejería Informática México les aconsejamos 10 medidas necesarias que les permitirán proteger lo más valioso para usted y para su compañía: la información.

  1. Ten un antivirus instalado y actualizado. Los antivirus son programas que tratan de descubrir las trazas que ha dejado un software malicioso, para detectarlo y eliminarlo, y en algunos casos contener o parar la contaminación. Tratan de tener controlado el sistema mientras funciona parando las vías conocidas de infección y notificando al usuario de posibles incidencias de seguridad.
  2. Mantén actualizado tu sistema operativo y tus programas. No uses software no oficial. Trata de evitar programas que incluyan crack, generadores de claves, números serie, etc, ya que estos son más propensos a estar infectados.
  3. Desconfía de los mensajes no conocidos que llegan por correo electrónico. Si tienen prisa, te adulan, te regalan, te amenazan, etc. Estos mensajes provenientes de una dirección electrónica desconocida, o con alguna promoción muy tentadora, o con imágenes o nombres muy sugerentes son muy propensos a estar cargados de virus.
  4. Revisa siempre el remitente. Si tienes alguna duda de quién te envía o el canal que usa, ponte en contacto con esa persona por otro canal (teléfono, por ejemplo) para verificar que es quien te lo está enviando.
  5. No hagas clic sobre nada (enlace, dirección de correo, enlace, imagen, etc.) Antes de eso, pasa el ratón sobre él para ver a qué página te dirige y si el lugar es legítimo
    ¡Ojo! Algunos enlaces se disfrazan como si fueran Dropbox, GoogleDrive o OneDrive.
  6. Desconfía de las URL acortadas(estilo bit.ly y similares). Si un enlace de esos te pide algún tipo de datos, desconfía.
  7. Antes de meter tus datos en una web, comprueba que ésta comienza por https://. Es una Web segura.
  8. No des tus datos reales, email, teléfono, dirección en cualquier lugar. Hazlo sólo en aquellos en los que confíes. Recuerda, si es gratis, el producto eres tú y pagas con tus datos.
  9. Al descargar un fichero no hagas clic en «habilitar contenido» salvo que confíes en la fuente de la que procede. Si al descargar un archivo te solicita permiso para habilitar el contenido, no te fíes, podría iniciarse la descarga del malware.
  10. Ante la menor sospecha, borra el mensaje o cuelga la llamada. Esto es extensivo a correos, páginas web, mensajes SMS, WhatsApp En cualquier sitio o lugar, no te fíes, y menos en el trabajo, aunque quien te envíe algo sea tu jefe o tu mejor cliente.

La mejor protección ante los virus es mantener una actitud constante de precaución. Hay prácticas que implican un gran riesgo de infección y son fácilmente evitables. En Consejería Informática México contamos con distintos servicios y software para proteger los datos de tu compañía. ¡Contáctanos!



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.